Ventanas

Ventanas de aluminio

Las ventanas practicables son las más utilizadas hoy en día por su versatilidad y funcionalidad. Este tipo de ventanas en aluminio pueden ser abatibles, oscilobatientes, fijas, pivotantes o plegables.

Las ventanas correderas no son tan utilizadas como las anteriores pero pueden ser la más aptas para determinadas funcionalidades o simplemente por que necesitas que no ocupen espacio al abrirse.

Los modelos que se encuentran en el mercado dependen de su forma de apertura: horizontal (es la más tradicional), guillotina, corredera elevable, etc. 

RPT

El sistema de rotura son unas varillas de poliamida reforzadas de fibra de vidrio, que unen el propio perfil de aluminio que conforma la ventana, separando la cara exterior  de la interior evitando de esa manera la transmisión de calor entre el exterior y el interior de la ventana de aluminio, evitando condensaciones y reduciendo vibraciones de sonido a través de la ventana, con ello se consigue una mejor capacidad de aislamiento tanto térmico como acústico.  La poliamida nos da la posibilidad de perfiles bicolores.

Una ventana con un buen aislamiento mantiene el calor incluso después de horas de haber apagado la calefacción o refrigeración, unas buenas ventanas pueden contribuir no solo al bienestar de nuestro hogar, sino a un ahorro que sentiremos cada mes con la reducción de nuestra factura de luz o gas.